Archive for the ‘Derechos humanos’ Category

Derechos para las familias homoparentales

18/08/2010

El 16 de Agosto de 2010 es un día que seguramente será recordado en México. Se trata del día en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha declarado constitucional el que parejas homoparentales (del mismo sexo) puedan adoptar niños. A finales de 2009 se declaró también la constitucionalidad del matrimonio entre personas del mismo sexo, por lo que la declaratoria del día de hoy viene a completar su derecho a formar familias que contarán con pleno reconocimiento legal.

Dentro de algunos sectores sociales este hecho representa una afrenta y un atentado contra la llamada institución familiar, dado que bajo su perspectiva el que existan familias formadas por personas del mismo sexo y con la posibilidad de adoptar hijos constituye un acto contra natura, ergo, también les parece impensable además que los derechos de estas familias cuenten con reconocimiento legal.  Aunque respeto este tipo de opiniones, yo considero que dotar de derechos a las familias  homoparentales viene en realidad a fortalecer los derechos de una sociedad que es plural, al promover la igualdad de derechos entre los individuos que la conforman, sin distingo de su orientación sexual.

El debate también incluyó los derechos de los niños adoptados, y en gran parte los detractores de esta ley argumentan que éstos tienen el derecho a tener un padre y una madre, porque, nuevamente, “eso es lo natural”, así como que la condición de tener padres del mismo sexo causaría al niño daños psicológicos. Pero como lo han determinado los ministros de la corte, un niño tiene el derecho de tener padres, es decir, alguien que les ame, les cuide, así como quien les brinde las oportunidades adecuadas para su desarrollo, siendo la orientación sexual de los padres un factor irrelevante a la hora de buscar el bienestar de un niño, además de que la discusión sobre si el hecho es natural o no, carece de todo fundamento racional, pues querría decir que los niños que por alguna circunstancia se crían por ejemplo bajo la tutela de una madre soltera, con la abuela, o en cualquier otra condición diferente a tener un padre y una madre, serían criados en condiciones antinaturales. De la misma manera, nada garantiza que un niño con padre y madre, ambos heterosexuales, tenga un desarrollo adecuado y armónico, ya que esto no es una simple cuestión de género, sino que tiene que ver con complejísimos procesos en donde juegan una inmensidad de factores que nuestros amigos psicólogos podrían explicarnos con lujo de detalle.

Otro de los argumentos expresados por quienes no están de acuerdo con esta nueva ley es acerca de la supuesta propensión de las personas homosexuales hacia al abuso sexual de niños. Sin embargo no existen datos que soporten tal argumentación. La periodista Lydia Cacho, a través de sus investigaciones sobre el tema, detalla que del total de personas procesadas y encarceladas por abuso sexual de menores en México, aproximadamente el 80% de éstas son heterosexuales y el resto homosexuales. Saque usted sus conclusiones.

En suma, y en lo personal, celebro este paso que la sociedad mexicana ha dado en pro de la igualdad de derechos dentro de una sociedad libre y plural, y considero que apostar en los hechos por dotar sin distingo a todos los mexicanos de los mismos derechos no es una aberración, como algunos han dicho, sino un importantísimo y necesario acierto.

A buen puerto (sobre la Canción Y)

02/05/2010

Hay días en la vida en que una inmensa alegría hace presa de nosotros, y hoy es uno de esos. La razón es que hoy al fin pude confirmar que la Canción Y (en esta liga), la cual escribí a finales del año pasado y que pude grabar el 23 de Diciembre de 2009 gracias a mi amigo y hermano Martín Martínez Castro, ha llegado a su destino: Yoani Sánchez.

Así es, la Canción Y, como su título lo dice, está basada en el blog de Yoani, Generación Y, el cual empecé a seguir hace ya un par de años y a través del cual he podido entender la realidad de Cuba desde un punto de vista muy distinto al que muchos conocíamos, dándonme cuenta que en ese país no existe un respeto para aquellos que piensan y opinan distinto del gobierno, pues todo aquel que se atreva a moverse en una dirección distinta es inmediatamente perseguido, denostado, amenazado. Por esta y muchas otras razones que tienen que ver con mi convicción de que ninguna sociedad podrá jamás desarrollarse si no existe en su seno un respeto irrestricto por los Derechos Humanos, incluído el derecho a expresarse libremente, es que escribí y grabé la Canción Y.

Sin embargo la historia empezó un poco antes de poder grabarla. La idea de escribirla surgió en Septiembre del año pasado y fue a medidados de Noviembre que terminé de escribirla. Fue el 21 de Noviembre, un día después del mitin de repudio contra Reinaldo Escobar, esposo de Yoani, que hice mi primer contacto. Fue precisamente Reinaldo quien contestó el teléfono, con quien después de platicar sobre cómo se encontraba en ese momento después de los sucedido en la esquina de 23 y G, le conté que acababa de terminar de escribir una canción, la Canción Y, y que esperaba muy pronto poder grabarla y enviársela a Yoani, como mi humilde apoyo al movimiento por la libertad de expresión en Cuba.

Poco más de un mes después, y terminando de grabarla, volví a ponerme en contacto. Esta vez fue la primera que hablé con Yoani. Yo estaba tan nervioso que apenas podía articular bien mis palabras. Sin embargo fue la primera de varias conversaciones telefónicas en donde le fuimos dando seguimiento a la aventura de poder hacerle llegar un disco con la Canción Y, dada la dificultad de poder bajarla de este mi blog en donde yo la había colgado desde un principio, debido al tamaño del archivo y al restringido acceso a internet que tiene Yoani.

Pero fue en el segundo intento, gracias a una persona  amiga, que finalmente Yoani recibió en pasados días el disco que yo le enviaba, el cual llevaba como unico rótulo “Canción” con la idea de no llamar la atención de nadie, y razón por la cual Yoani me dijera, cuando le expliqué este punto, “ya estás empezando a pensar como cubano”. Y fue el día de hoy que volví a llamarle para saber si alguno de mis intentos había por fin tenido éxito, para darme cuenta, con inmensa alegría, que Yoani tenía ya en sus manos el disco y que había ya escuchado la Canción Y. Mientras la escuchaba hablarme de sus impresiones sobre la canción y del hecho que había empezado a compartirla con los suyos, sentía una emoción indescriptible, pues finalmente la Canción Y llegó a su puerto, a buen puerto.

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Apresando la Conciencia en Cuba y en México

17/03/2010

¿Qué acciones estaríamos dispuestos a tomar si se nos negara la libertad a la que tenemos derecho por no estar de acuerdo con algo?, ¿hasta dónde llevaríamos tales acciones?, ¿pasaría por nuestra cabeza sacrificar la vida propia en aras de conseguir la libertad de otros? Seguramente estas preguntas nos suenan hoy como fuera de lugar e incluso de época para quienes podemos preciarnos de haber gozado y de gozar de la libertad como un derecho humano básico e irrestricto practicamente desde que tenemos memoria. Incluso el pensar en respuestas a estas preguntas nos resulta difícil pues no sabemos bien a bien si con ellas estamos pisando el terreno del banal romanticismo o de la mera irrealidad.

Sin embargo sabemos que hoy en día hay quienes sí viven este dilema y que incluso han optado por poner en riesgo su propia integridad física para reclamar el más básico respeto a sus derechos, y me refiero como ejemplo al caso del periodista cubano Guillermo Fariñas, también conocido como Coco, quien optó por una huelga de hambre la cual lo tiene hoy en un estado de salud considerado ya de gravedad. Coco Fariñas inició su huelga de hambre después de la muerte del prisionero Orlando Zapata Tamayo, quien murió después de haber pasado 85 días también en una huelga de hambre. Las razones de Coco Fariñas, y de Orlando en su momento, tienen que ver con el daño que están sufriendo los presos políticos en las cárceles de Cuba, bajo la tutela del gobierno de aquel país. Prisioneros de Conciencia. Personas que fueron encarceladas por tener y sostener abiertamente una opinión diferente y crítica ante aquel gobierno. “Nadie quiere morir”, dice Coco Fariñas, “esto es un reclamo a la esencia criminal de los hermanos Fidel y Raúl Castro”. Estos hechos han logrado que gobiernos y personas en todo el mundo estén expresando su absoluto rechazo al accionar del gobierno cubano en relación a mantener en sus cárceles a prisioneros de conciencia en condiciones infrahumanas que ponen en riesgo sus vidas, reclamo al cual, como muchos más, me he sumado también.

Y sin hacer menos el caso de Coco Fariñas en Cuba, ¿para qué irnos tan lejos? Aquí en México sabemos del caso de Alberta Alcántara y Teresa González, indígenas otomíes del estado de Querétaro que fueron detenidas junto con Jacinta Francisco Marcial acusadas de haber secuestrado a 6 agentes de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y sentenciadas bajo un proceso pleno de irregularidades, como ha sido ampliamente documentado. Si bien, Jacinta fue liberada recientemente, Alberta y Teresa siguen encarceladas, por lo que fueron nombradas por Amnistía Internacional también como presas de conciencia. Guardando las proporciones, todos estos casos de los que hablo comparten desafortunadamente el mismo fondo: injusticia o justicia mal impartida, que no es lo mismo pero es igual. Por eso también me sumo a quienes piden hoy a la Suprema Corte de Justicia de la nación, quien está ahora atrayendo este caso, que haga lo necesario para que Alberta y Teresa sean liberadas.

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Venezuela: libertad de expresión acotada.

01/02/2010

Siempre me ha resultado penosa esa extralimitación del gobierno venezolano a obligar a las cadenas de televisión de aquel país para transmitir por horas sus mensajes. Sin importar en qué país viva uno, imagínese sólo el tener que recetarse diariamente desde hora y media hasta incluso 7 horas de discursos del presidente de su país. Simplemente no lo puedo imaginar.

En el caso de Venezuela hemos visto cómo Hugo Chávez ha ido avanzando por el claro camino del control de los medios, más aún, de la desaparición de aquellos que signifiquen una oposición de opiniones o ideológica a las de su gobierno, todo bajo justificaciones supuestamente legales. La verdad es que es preocupante ver a un país hermano ir cayendo en esta espiral, ya que presupone la coerción de los derechos de expresión de muchos.

Los últimos sucesos alrededor de la clausura de la cadena venezolana RCTV Internacional son lamentables por lo que ello significa en términos de la libertad de expresión, pero también porque ha dejado al descubierto que cualquiera que exprese abiertamente su descontento al gobierno chavista corre un grave riesgo, y para ejemplo la muerte de 2 estudiantes durante protestas posteriores al cierre de la televisora.

En México sufrimos por décadas el control gubernamental de los medios de comunicación masiva, al igual que muestras de la más extrema represión sobre quienes divergían de las ideas del gobierno, lo que se prolongó hasta que la sociedad mexicana dijo basta.

Human Rights watch ha exhortado recientemente al gobierno de Hugo Chávez a terminar con estos abusos. Creo que cualquiera que entienda la importancia de la libertad de expresión, como medio para transformar una sociedad a través de la discusión y el debate, debería también oponerse a cualquier acción de cualquier gobierno que pretenda acotarla.

foto: humbertoadriano

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Canción Y

24/12/2009

(This entrance in English here)

Fue en Septiembre aproximadamente cuando pensé en escribir esta canción, con la única idea de apoyar desde mi ciudadana trinchera al movimiento por la libertad de expresión de la llamada blogósfera cubana. El título de la canción está, como la canción misma, basada en el blog de Yoani Sánchez: Generación Y.

Desde hace aproximadamente 2 años empecé a leer el blog de Yoani, y desde entonces no dejé de hacerlo. Su manera de describir la realidad que vive y su valiente crítica me dieron el mejor pretexto para intentar poner humildemente un granito de arena en esa su lucha. Aunque nos encontremos tan lejos, pretendo también tender un puente,  con la férrea convicción de que la lucha por la libertad de expresión y así como por cualquier otro derecho humano, será siempre una lucha compartida, pues nos compete a todos sin importar las fronteras, los idiomas, las creencias o los colores.

La canción se grabó apenas ayer en el estudio Soma Producciones, de Salvador Velarde. Quisiera agradecer el incondicional apoyo de entrañables amigos quienes prestaron, primero su corazón, y después sus voces, su talento musical y su tiempo para que la Canción Y fuera una realidad. Agradezco de corazón a Martín Martínez Castro (producción, arreglos, piano y bajo), que aun y con yeso y una muñeca rota nos regaló sus maravillosas ideas musicales entrelazadas con esa eterna sonrisa que tanto amamos; a Angelina Martínez Ortiz (coros), quien llegó para regalarnos esa su hermosa voz y darle vida al coro final; a Santiago Martínez Martínez (percusiones), por su inconmensurable talento vertido en las percusiones y por su inagotable alegría; finalmente a Fernando Espinoza (mezcla y masterización), por todas esas ideas que nos regaló, fruto de tanta experiencia en el estudio de grabación y como músico.

En esta liga encuentran pues la Canción Y. La envío a Yoani con el deseo de que contagie a muchos y de que todos los cubanos la canten algún día.

nota: también pueden encontrar la liga para escuchar directamente la canción y para descargarla en la sección derecha de este blog (en la cajita de Box.net).

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Sobre los derechos del individuo y la unión homosexual

22/12/2009

Si hay algo que toda sociedad debería perseguir con toda su energía es la igualdad de derechos de los individuos que le conforman. En mi opinión este concepto no debería bajo ninguna circunstancia aceptar distingo ni acepción alguna, mucho menos cuando éstas son fincadas en las diferencias que se desprenden de las características individuales de quien debería ejercer tal o cual derecho. Es precisamente el reconocimiento del individuo como unidad indivisible lo que sirve de base para cualquier sociedad, y esto forzosamente pasa por el reconocimiento de sus particularidades y características propias: a fin de cuentas un individuo no sería tal si no tuviera sus propios rasgos y diferencias. Ergo, todo individuo, con sus singularidades  y características, tiene los mismos derechos que cualquier otro.

Pero la realidad dicta premisas muy distintas a la anterior, y tenemos entonces que existen diferencias en los marcos legales que nos rigen entre los derechos que son conferidos a los individuos, según las características de los mismos. Esto no puede más que plantear un problema de desigualdad, no importa por dónde se le quiera ver, por lo que en mi opinión, y siguiendo la idea expuesta al principio, toda sociedad debería buscar desterrar cualquier código o práctica que promueva y aliente la falta de igualdad.

Si la discusión sobre la singularidad de los individuos no debiera de ser jamás condicionante sobre los derechos a los que éstos deberían tener acceso, es entonces un avance en la construcción de los derechos individuales y sociales la legalización de las uniones homosexuales que se llevó a cabo el día de ayer en la Ciudad de México.

Uno de los argumentos en contra que más se ha difundido es el que refiere que otorgar derechos de esta naturaleza a las parejas homosexuales constituye un ataque a la base de la sociedad, entendida ésta como la familia. Sin embargo yo difiero de este argumento ya que desde mi perspectiva la base de la sociedad es el individuo, y por lo tanto sus derechos no deberían de ser coartados bajo ninguna circunstancia.

En fin, posiciones respecto a este tema habrán muchas, incluidas aquellas que serán diametralmente opuestas. Discutamos pues.

*Nota posterior a esta publicación: dejo aquí la liga de la encuesta realizada en Enero de este año por María de las Heras sobre la unión homosexual.

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Sobre los garantes de los Derechos Humanos en México

09/12/2009

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos es por decreto el organismo responsable de la protección y defensa de los Derechos Humanos en México.  Cuenta incluso legalmente con autonomía de gestión y de presupuesto (poco más de 989 millones de pesos para 2010), para asegurar la protección, observación, promoción, estudio y divulgación de los Derechos Humanos en nuestro país, tal y como se prevee en el orden jurídico mexicano. Esto a través de acciones tales como:

1) Recibir quejas de presuntas violaciones a Derechos Humanos,

2) Conocer e investigar presuntas violaciones a Derechos Humanos,

3) Formular recomendaciones ante las autoridades respectivas,

4) Procurar la conciliación entre los quejosos y las autoridades señaladas como responsables,

5) Formular programas para impulsar el cumplimiento de tratados internacionales en la materia,

6) Elaborar y ejecutar programas preventivos en materia de Derechos Humanos.

Dicho lo anterior, algunas preguntas posibles son: ¿cómo se ha desempeñado la CNDH desde su creación?, ¿ha sido capaz de cumplir con sus directrices de manera efectiva y expedita?, ¿es realmente la CNDH garante de los Derechos Humanos en México?

Resulta que la organización Human Rights Watch se dio el año pasado a la tarea de hacer un análisis profundo sobre éstas y otras cuestiones relacionadas con el desempeño de la CNDH. Desafortunadamente el balance de este análisis no fue del todo positivo, lo que debería representar un motivo de preocupación para la sociedad mexicana en su conjunto. La versión completa del reporte se encuentra aquí, aunque yo destaco algunos puntos que llaman más mi atención. El reporte explica que la CNDH no está cumpliendo al máximo su mandato, y no por falta de recursos (sólo en 2007 más de US$73 millones y más de 1000 empleados), sino por sus propias políticas y prácticas, sobre todo porque no impulsa a las instituciones del Estado a reparar los abusos que ha documentado, no realiza la gestión necesaria ante las instancias políticas para prevenir futuros abusos, no se opone cuando las leyes del país o las prácticas de las instituciones contravienen los acuerdos  internacionales que en materia de Derechos Humanos ha suscrito México, además de que no está articulada con otros organismos que también están preocupados y ocupados dentro del país en la defensa de Derechos Humanos. En pocas palabras describe a la CNDH como un órgano que describe y documenta las violaciones a los Derechos Humanos, pero hasta ahí.

Después del detallado análisis que se presenta, se hacen una serie de recomendaciones con la idea de impulsar que la CNDH pase de un papel pasivo y por ende incompleto, a un papel proactivo, el cual asegure que puedan cumplirse de manera cabal los objetivos para los cuales fue creada. Entonces aquí caben otras preguntas, ¿está tomando la CNDH un curso de acción que incluya las extensas y fundamentadas recomendaciones hechas por Human Rights Watch?, ¿servirá el reciente cambio de timón en la CNDH para conferirle el poder de ejecución y efectividad requeridos por la sociedad mexicana?, ¿estamos los ciudadanos gestionando y exigiendo una transformación dentro de este organismo?, ¿y la clase política? Porque es un hecho que una CNDH que se erija solamente como denunciante y no como garante de los Derechos Humanos en este país no sirve para dos cosas.

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Cuatro años y cuatro días antes de Acteal

10/08/2009

Cuatro años y cuatro días atrás no hubiera podido imaginar lo que ocuriría en la comunidad de Acteal el 22 de Diciembre de 1997 . En ese momento tampoco pude imaginar que tan sólo unos días después, ya pasadas las vacaciones decembrinas y de fin de año de 1993, sería imposible partir de regreso a Chiapas para el 2 de Enero como estaba planeado.

La nota dejada por el papá de Miguel bajo la puerta de casa de mis padres el 1 de Enero de 1994, indicando que los hermanos maristas habían avisado que no era posible regresar a Chiapas porque se habían presentado “problemas políticos muy fuertes”, es lo que más recuerdo de ese día por la noche cuando regresábamos de Monclova, lo que derrumbó mis ansias de cargar la mochila y el morral nuevamente para regresar a Comitán al otro día.
La nota, por breve, era inquietante. Nos avalanzamos sobre el televisor aquella noche para saber si había alguna noticia al respecto. Información sobre el asalto a varias cabeceras municipales de un ejército guerrillero, autodenominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional, ocupaba los noticieros. Me estremecí al saber que el ataque se había dado en algunos municipios que había visitado poco antes de salir de Chiapas, como el municipio de Las Margaritas, a donde Miguel y yo fuimos para solicitar se emitieran algunos mensajes a través de Radio Margaritas, los cuales iban dirigidos a uno de los hermanos maristas que se encontraba sumergido en la espesa zona de los Altos de Chiapas, y a quien sólo a través de los mensajes radiales podíamos contactar, a sabiendas de que aún internado en la selva podría captar las ondas de radio ahí emitidas.

Pocos días después de aquel 1 de Enero de 1994, el Ejército Mexicano había recuperado ya las cabeceras municipales tomadas por el EZLN, y a pesar de la aplastante derrota militar que sufrió el ejército guerrillero, aquellos días significaron el inicio de una batalla mucho mayor por el reconocimiento de aquel México ignorado por muchos: el de la pobreza.
Pero no fueron las muertes de aquellos primeros días de confilcto en 1994 las únicas que lamentamos los mexicanos. La matanza de Acteal significó sin duda un hito en aquel conflicto: hombre, mujeres y niños, asesinados por un grupo de paramilitares contrarios al EZLN. Sobra decir que aquel aberrante episodio en la historia de este país,desencadenó la movilización de los cuerpos de procuración de justicia de la nación, quienes bajo la enorme presión política terminaron fabricardo culpables para amainar las críticas que tanto dentro como fuera del país se levantaban en ese momento en contra del gobierno del entonces presidente Ernesto Zedillo.

Y el tiempo dio su razón: pasados más de 11 años del 22 de Diciembre de 1997, día de la matanza, la Suprema Corte de Justicia de la nación ha reconocido las irregularidades de la integración del caso, reconociendo la inocencia de al menos 40 personas implicadas que han pasado todo este tiempo recluídos en prisión. Los verdaderos culpables estarán libres entonces.

¿Cuántas cosas más no sabremos sobre este caso y en general sobre el conflicto chiapaneco que iniciara, o acaso más bien continuara con nueva fuerza, aquel inicio del año de 1994? ¿Cuántas cosas más no pude siquiera imaginar cuando regresaba de Chiapas aquel 18 de Diciembre de 1993 después de ser testigo de la realidad de ese otro México, exactamente cuatro años y cuatro días antes de la matanza de Acteal ? ¿Cuántas cosas más no atisbo ni siquiera hoy que escribo estas líneas?

Chiapas 1993, bajando de la comunidad de San Rafael

The cost of Democracy (when dying is the price)

23/06/2009
Is it possible to imagine a Democracy installed fully by pacific means? I am sure it isn’t.
Moreover when Democracy means a direct defiance to the ruling power sructures.
Mexico, my country, is a good example about how much the Democracy costs. Almost 100 after the beginning of the Mexican Revolution (1910), from which the current political power structures came from, it is sad to admit that the social inequity existing 100 year ago is still a constant today and that the sources of it are far away from being extinguished.
However, the mexican revolution also gave us examples of people who did not fear to face the dictatorial power based on his personal beliefs that a real and free Democracy would be the only way to follow for a nation who urged itself to finish with the social and economical inequity lived for centuries in this country. Based on those democratic principles, it was Don Francisco I. Madero, the first one who defied the power structures, represented by the old president Don Profirio Díaz. The history (not the official one), tells us that Madero’s mistake might have been to think that the country was ready for a real democratic state. But it wasn’t and Madero was killed by means of the old and still underlying power stuctures.
Mexico is a very different country now, and even when there are still thousands of moral debts with many people yet, we have to recongnize that there are also many rights that have been conquered by the mexican society, at very high costs, and one of the is the freedom of speach.
These days many people in Iran is fighting as well to conquer what they believe to be a real Democracy. Unfortunately many of them are paying the highest cost on it. That is why I post here below a link to a site dedicated to a 25 year old girl who was killed two days ago by the iranian state police during a protest in Tehran: Neda Soltani was her name (which means voice in Persian).
http://weareallneda.com/
http://en.wikipedia.org/wiki/Neda_Soltani
http://www.time.com/time/world/article/0,8599,1906049,00.html

Confuto ergo sum – the repression as a way to rule

21/06/2009
Repression over the world is a matter of the day to day: costumed in thousands of forms it exists as a burden for the societies.
These days are a new and unfortunate example of the repression as a way to shut up those who think different. Today’s scenario: Tehran (Iran).
Understanding as a universal right the freedom of expression, every single human being has the right to say what he/she thinks. Demonstrators in Tehran have taken the streets to express their thoughts and feelings about the past election in Iran but they have been target of the violent repression of the stated goverment and the ruling power structures in that country.
Apart from the democratic exercise itself expressed by the iraninan people in the polls, which might have been (or might have not been) an election fraude, it is unthinkable and unforgiveable to repress by any mean those who have something to say against that process.
I, as thousands of persons around the world, deeply express my entire rejection to any violent action against the iranian people. I support their right to express what they think about what happens in their country, moreover I support their right to demand respect from their goverment, and last but not least I thinkg that the iranian goverment must respect the civil rights over any other thing.
(one of the thousands of videos being posted by the iranian people these unfortunate days)

A %d blogueros les gusta esto: