Tarantino vs Ciudad Juárez

(This post in English here)

Quentin Tarantino con sus más alocadas pesadillas quedó ya rebasado. Si bien en mi humilde opinión no existe otro director que pueda retratar la violencia de la manera magistral en la que él lo hace, seguro estoy de que lo que sucedió el domingo pasado en Ciudad Juárez dejaría al cineasta boquiabierto y sin habla: 16 jóvenes estudiantes asesinados por un comando armado hasta los dientes. Aquella sangrienta secuencia de la película Kill Bill, escenificada en un restaurante, en donde Black Mamba (Uma Thurman) enfrenta a la pandilla de los Crazy 88, es un tierno y dulce cuento para dormir, comparado con esta masacre.

La llamada guerra contra el narcotráfico emprendida por el gobierno mexicano y la secuelas que se desprenden de ella nos han ido acostumbrando a muestras de violencia realmente insospechadas. Sin embargo la diferencia con los sucesos de este fin de semana pasado es que el ataque fue perpetrado contra civiles que según las investigaciones ninguna relación tenían con grupos criminales. Eran todos jóvenes estudiantes de la escuela de bachilleres y universitarios, algunos de ellos todavía adolescentes, y que asistían a una fiesta. El saldo hasta el momento: 16 muertos, lo que, por donde se le quiera ver, es una vergüenza para la sociedad mexicana toda.

Lo preocupante en el caso particular, por no decir escandaloso, además del hecho en sí, es el matiz que acciones como éstas parecen empezar a tomar: ataques  dirigidos a personas no relacionadas con el crimen organziado, ¿estamos acaso en la antesala de ataques terroristas contra la sociedad civil perpetrados por el crimen organizado? Sería bueno saber qué piensan los expertos en estos temas.

Además de esta pregunta hay muchas otras dada la magnitud del problema de inseguridad que enfrentamos y que debemos hacernos urgentemente si pretendemos una solución: ¿está funcionando la estrategia gubernamental en contra del narcotráfico?, ¿requiere modificarse, completarse, mejorarse para asegurar resultados permanentes?, ¿puede esta estrategia estar centrada enteramente en el uso de la fuerza o requiere acciones en otros ámbitos, como el económico y el educativo?; ¿las leyes vigentes permiten al ejecutivo una actuación efectiva o constituyen más bien un freno a su actuación?, ¿se requieren mejores leyes o un uso más eficiente de los recursos o ambos?; ¿qué acciones coordinadas son necesarias en el ámbito de los distintos poderes de gobierno, desde el federal hasta el municipal?

En mi opinión, además de revisar la actuación gubernamental y la de todos los actores políticos involucrados, como sociedad tenemos que preguntarnos seriamente sobre qué acciones tenemos que emprender de manera organizada que abonen a las muchas soluciones requeridas pues estoy convencido de que problemas de esta magnitud no pueden ser resueltos por las estructuras de gobierno solamente.

Espero que Quentin Tarantino no sepa jamás de la masacre de los 16 jóvenes en Ciudad Juárez, no se nos vaya a asustar.

foto: humbertoadriano

foto: humbertoadriano

Bookmark and Share

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: