Cuatro años y cuatro días antes de Acteal

Cuatro años y cuatro días atrás no hubiera podido imaginar lo que ocuriría en la comunidad de Acteal el 22 de Diciembre de 1997 . En ese momento tampoco pude imaginar que tan sólo unos días después, ya pasadas las vacaciones decembrinas y de fin de año de 1993, sería imposible partir de regreso a Chiapas para el 2 de Enero como estaba planeado.

La nota dejada por el papá de Miguel bajo la puerta de casa de mis padres el 1 de Enero de 1994, indicando que los hermanos maristas habían avisado que no era posible regresar a Chiapas porque se habían presentado “problemas políticos muy fuertes”, es lo que más recuerdo de ese día por la noche cuando regresábamos de Monclova, lo que derrumbó mis ansias de cargar la mochila y el morral nuevamente para regresar a Comitán al otro día.
La nota, por breve, era inquietante. Nos avalanzamos sobre el televisor aquella noche para saber si había alguna noticia al respecto. Información sobre el asalto a varias cabeceras municipales de un ejército guerrillero, autodenominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional, ocupaba los noticieros. Me estremecí al saber que el ataque se había dado en algunos municipios que había visitado poco antes de salir de Chiapas, como el municipio de Las Margaritas, a donde Miguel y yo fuimos para solicitar se emitieran algunos mensajes a través de Radio Margaritas, los cuales iban dirigidos a uno de los hermanos maristas que se encontraba sumergido en la espesa zona de los Altos de Chiapas, y a quien sólo a través de los mensajes radiales podíamos contactar, a sabiendas de que aún internado en la selva podría captar las ondas de radio ahí emitidas.

Pocos días después de aquel 1 de Enero de 1994, el Ejército Mexicano había recuperado ya las cabeceras municipales tomadas por el EZLN, y a pesar de la aplastante derrota militar que sufrió el ejército guerrillero, aquellos días significaron el inicio de una batalla mucho mayor por el reconocimiento de aquel México ignorado por muchos: el de la pobreza.
Pero no fueron las muertes de aquellos primeros días de confilcto en 1994 las únicas que lamentamos los mexicanos. La matanza de Acteal significó sin duda un hito en aquel conflicto: hombre, mujeres y niños, asesinados por un grupo de paramilitares contrarios al EZLN. Sobra decir que aquel aberrante episodio en la historia de este país,desencadenó la movilización de los cuerpos de procuración de justicia de la nación, quienes bajo la enorme presión política terminaron fabricardo culpables para amainar las críticas que tanto dentro como fuera del país se levantaban en ese momento en contra del gobierno del entonces presidente Ernesto Zedillo.

Y el tiempo dio su razón: pasados más de 11 años del 22 de Diciembre de 1997, día de la matanza, la Suprema Corte de Justicia de la nación ha reconocido las irregularidades de la integración del caso, reconociendo la inocencia de al menos 40 personas implicadas que han pasado todo este tiempo recluídos en prisión. Los verdaderos culpables estarán libres entonces.

¿Cuántas cosas más no sabremos sobre este caso y en general sobre el conflicto chiapaneco que iniciara, o acaso más bien continuara con nueva fuerza, aquel inicio del año de 1994? ¿Cuántas cosas más no pude siquiera imaginar cuando regresaba de Chiapas aquel 18 de Diciembre de 1993 después de ser testigo de la realidad de ese otro México, exactamente cuatro años y cuatro días antes de la matanza de Acteal ? ¿Cuántas cosas más no atisbo ni siquiera hoy que escribo estas líneas?

Chiapas 1993, bajando de la comunidad de San Rafael

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: